Puedes descargar el flujo de trabajo ARC® en formato .JPG o en formato .PDF.



01. Capturar en ARC®

Capturar consiste en recopilar todo aquello que llama tu atención en una serie de contenedores de confianza, externos a tu mente, que posteriormente y con la regularidad oportuna en cada caso, vas a vaciar. Se trata de un comportamiento muy sencillo que aporta grandes beneficios. Por un lado, evitará que ninguna de esas cosas que has anotado se te olvide, ya que las has puesto a buen recaudo. Por otro, anulará por completo ese ruido mental que se produce cuando tienes multitud de cosas en tu cabeza, sin que paren de llegar más, mientras tratas infructuosamente de grabarlo todo.


02. Transformar en ARC®

Transformar consiste en tomar cada una de esas cosas que ha entrado a tu vida, definir su significado, pensar y tomar decisiones, y organizar todos los recordatorios e información resultante en el lugar adecuado hasta vaciar tu bandeja de entrada. Primero, por medio de un proceso mental definirás qué es, qué significa para ti, si consideras hacer algo al respecto o no hacerlo, y en caso afirmativo qué hacer en concreto y qué resultado persigues obtener. Después, por medio de un proceso físico, organizarás en tu centro de operaciones toda la información que acabas de obtener.

03. Actuar en ARC®

Actuar es el proceso por medio del cual eliges con confianza qué es lo mejor que puedes hacer en cada momento y situación en que te encuentres, y por tanto descartas el resto, y lo haces. Para ello es necesario, primero, definir qué tipo de trabajo vas a llevar a cabo de entre las tres opciones disponibles: atender algo urgente según llega, transformar inputs en trabajo definido para ti o actuar en base a las decisiones previas que has tomado. Y a continuación, si es el caso, aplicar una serie de sencillos filtros para quedarte con una y solamente una de tus opciones disponibles.


04. Actualizar en ARC®

Actualizar es el proceso por medio del cual, a través de revisión, pensamiento y reflexión, pondrás al día tu sistema y tu mente. Para aplicar un método como ARC®, adquirir el hábito de revisar tu centro de operaciones es fundamental. Sin revisión nada puede funcionar. La actualización de tu sistema y mente se lleva a cabo a través de tres procesos de diferente regularidad: una actualización diaria, una semanal y otra mensual. Actualizar basa el centro de su operativa en revisar, con fines concretos y a distinta profundidad en función al tipo de actualización.

Scroll al inicio